Home > Conflictos de Interés y Transparencia > Chesapeake, conflictos de interés y falta de comunicación

Chesapeake, conflictos de interés y falta de comunicación

Recientemente la empresa, con base en la ciudad de Oklahoma, y especializada en la exploración, perforación y exploración de pozos de gas natural, se ha visto sometida a presión mediática en relación a su “Founder Well Participation Program”. El citado programa, aprobado en Junta de Accionistas en 2005, permitía por un periodo de 10 años al fundador y Ceo de la compañía, participar hasta en un 2.5% en cada pozo que la compañía perforara. Ello conllevaba el compromiso del Ceo, Aubrey K. McClendon, de afrontar proporcionalmente las inversiones requeridas, -cuantiosas-, con pago inmediato tras presentación de factura por la compañía.

La cuestión es que este programa, no ha ido acompañado por suficiente información respecto de su ejecución, ni en cuanto a los pozos en que el Ceo invertía, ni del montante de las inversiones, ni de cómo el Sr. McClendon las financiaba.

Reuters ha desvelado que en este periodo, a través de tres compañías con las que realizaba las inversiones, McClendon obtuvo financiación de hasta 1.100 millones de dólares para afrontar los pagos de prospección, entregando en garantía su 2.5% en los pozos. Ese volumen de deuda cuestiona su exclusiva defensa leal de los intereses de Chesapeake. Otro punto de conflicto se origina en que uno de los prestamistas es una entidad que habitualmente financia a la compañía, de forma que es cuestionable que los términos comerciales de los préstamos fueran de mercado. Más aún, alguno de esos prestamistas inviertieron en acciones preferentes, con una financiación interesante y previa a la entrega de dividendos. Asímismo, se desvela después que también un exconsejero de Chesapeake, -miembro de la Comisión de Remuneraciones, le había concedido financiación, con lo que queda en cuestión su lealtad para con la empresa o sus propios intereses. Ninguno de estos préstamos ni sus términos había sido dado a conocer por la compañía, o por el propio McClendon, y dados los potenciales conflictos de interés, ello era obligado.

El ejecutivo se defiende, y más expeditivamente lo hace la compañía, que publica una arrogante respuesta, (ya no está colgada en la web), donde defiende el alineamiento, la falta de conflicto de interés, (las transacciones financieras se dice era cuestión personal del Ceo, ningún interés de la Cía sería afectado por disputas derivadas de las transacciones financieras…), etc.

A fin de abril de 2012, la compañía decide que el Programa de Participación será rescindido, que el Ceo informará de sus intereses en pozos de la compañía, y que la compañía investigará si hubo conflictos de interés en las operaciones de financiación.

Es un caso que denota un fleco en la regulación de los conflictos de interés, pues la SEC requiere que la compañía informe de transacciones entre ella y terceras partes con “interés material directo o indirecto con la compañía”. Las transacciones financieras quedaban al margen de ello, cosa que claramente no es acertada.

Advertisements
  1. Joaquín
    May 26, 2012 at 5:19 pm

    Después de muchos avatares, (separación de Presidencia y primera figura ejecutiva, reducción de salarios de consejeros), la existencia de defectos de gestión, ha sido aprovechadaa por Icahn para entrar en la compañía con una inversión del 7%, y solicitar cambios en el consejo y la gestión relevantes.

    Like

  2. September 12, 2012 at 10:07 pm

    Despues de un tiempo, y de la sustitución de ciertos consejeros tras la batalla planteada por Icahn

    http://dealbreaker.com/2012/06/chesapeake-will-get-rid-of-voted-out-directors-when-its-good-and-ready/

    , la compañía vende activos ligados al fuerte crecimiento anterior, con excesivo endeudamiento.

    http://online.wsj.com/article/SB10000872396390444017504577647174171487692.html?mod=WSJ_business_whatsNews

    Like

  3. Joaquin
    November 7, 2012 at 10:25 am

    La sucesión de malas noticias, y desconfianza en el management por parte de analistas sigue; baste el comentario de GMI Ratings:
    “Chesapeake Energy Corp. (CHK) downwardly revised its earlier estimates about the value of its natural gas and oil properties by more than $2 billion in the three months ended September 30. The U.S. energy company’s high risk of delivering such surprises has been manifest for years and continues.”, y sigue así: ” An analysis of Chesapeake statements shows that Mr. McClendon tends to present his performance in the best possible light at the risk of disappointing later, rather than taking a conservative stance. Chesapeake’s financial statements reflect an AGR ® score of 6, indicating higher accounting and governance risk than 94% of comparable companies. As we pointed out in May, Chesapeake’s AGR score has reflected aggressive accounting since June 2011.”

    Like

  1. April 22, 2016 at 12:51 pm

Leave a Reply

Fill in your details below or click an icon to log in:

WordPress.com Logo

You are commenting using your WordPress.com account. Log Out / Change )

Twitter picture

You are commenting using your Twitter account. Log Out / Change )

Facebook photo

You are commenting using your Facebook account. Log Out / Change )

Google+ photo

You are commenting using your Google+ account. Log Out / Change )

Connecting to %s

%d bloggers like this: